CNEWA Español

Conexiones CNEWA: Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estimó que solo en 2021 “89,3 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en todo el mundo como resultado de la persecución, el conflicto, la violencia o las violaciones de los derechos humanos. Esto incluye: 27,1 millones de refugiados; 53,2 millones de desplazados internos; 4,6 millones de solicitantes de asilo y 4,4 millones de venezolanos desplazados en el extranjero.

“Hasta mayo de 2022, 100 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en todo el mundo. Esto representa un aumento de 10,7 millones de personas desplazadas desde finales del año anterior, impulsadas por la guerra en Ucrania y otros conflictos mortales”.

Aunque existen diferentes definiciones legales para cada uno de estos grupos de migrantes, podemos decir sin lugar a dudas que esto representa el mayor movimiento de personas en la historia del planeta.

La ONU celebra el Día Mundial del Refugiado el 20 de junio y el Día Internacional del Migrante el 18 de diciembre. Pero el 25 de septiembre es el Día Mundial del Migrante y del Refugiado. Es diferente de las otras conmemoraciones en que es un evento católico. Este año marca su 108ª celebración.

Una mujer y sus tres hijos son iluminados por la luz que entra por la ventana
Zahra Al Hamad con tres de sus hijos después de regresar de la escuela (foto: Raghida Skaff)

Aunque las diferencias legales, siempre importantes, pueden ser desalentadoras, durante más de 100 años, la Iglesia Católica ha visto a los refugiados y migrantes principalmente como un desafío pastoral. Elsiglo XIX vio la creación de movimientos y órdenes religiosas en la Iglesia Católica cuyo trabajo principal fue el cuidado, de lo que hoy llamaríamos cuidado de “repertorio completo” – de personas que, por cualquier razón, se vieron obligadas a abandonar sus hogares y vivir en tierras extranjeras. El cuidado incluyó escuelas, hospitales, centros culturales y parroquias, donde los diversos servicios, liturgias y sacramentos se ofrecieron en su lengua materna.

El cuidado de los expulsados de sus hogares ha sido una de las misiones centrales y mensajes de los papas en los siglos XX y XI. CNEWA fue creado para ayudar al gran número de refugiados de la Primera Guerra Mundial y de los genocidios que siguieron en el Medio Oriente a raíz de la guerra.

Si bien la situación de los migrantes y refugiados se ha vuelto más compleja y global en su impacto, el Día Mundial del Migrante y el Refugiado nos recuerda que, si bien las estadísticas pueden ser abrumadoras y adormecedoras, de lo que estamos hablando es de personas. Dentro de todas las estadísticas, hay hombres, mujeres y niños, los muy viejos y los muy jóvenes, los fuertes y los débiles, todos los cuales son lo que Cristo llamó “el más pequeño de mis hermanos” y por quienes compartimos responsabilidad.


Un sacerdote franciscano de la Expiación, el padre Elías Mallon sirve como asistente especial del presidente de CNEWA.

Entradas Recientes

Conozca nuestro trabajo y manténgase informado del impacto que brinda su apoyo.

Nous constatons que votre préférence linguistique est le français.
Voudriez-vous être redirigé sur notre site de langue française?

Oui! Je veux y accéder.

Hemos notado que su idioma preferido es español. ¿Le gustaría ver la página de Bienestar para el Cercano Oriente Católico en español?

Vee página en español

share