CNEWA Español

La Fuerza Detrás de CNEWA Canadá: Recordando a Marcel Gervais

La muerte del Arzobispo Marcel A. Gervais, arzobispo emérito de Ottawa, el 6 de agosto, ha dejado a la familia CNEWA en todo el mundo reflexionando sobre su gran vida y logros. El arzobispo entró en la vida eterna en el centro de cuidados paliativos Bruyère en Ottawa, Canadá. Tenía 91 años.

En 2003, el arzobispo Gervais aceptó una invitación de la Congregación de las Iglesias Orientales de la Santa Sede para considerar el establecimiento de una oficina nacional de CNEWA en Ottawa, Canadá. Trabajando en estrecha colaboración con el liderazgo de esta agencia papal en Nueva York y Roma, estableció su oficina en Canadá y se desempeñó como su primer presidente hasta su jubilación en 2007. Durante sus años de retiro, el arzobispo Gervais continuó compartiendo la misión y la esperanza de CNEWA Canadá, cuyo personal lo recordaba por su buen sentido del humor, que trajo alegría a todos los que lo rodeaban.

“No podríamos estar más agradecidos con el arzobispo Gervais por aceptar el llamado a establecer una oficina de CNEWA en Canadá y por su testimonio del amor de Cristo por la iglesia universal, que demostró claramente a todos los que conoció”, dijo Mons. Peter I. Vaccari, presidente de CNEWA.

“Él vio la necesidad de que los canadienses oraran, aprendieran más y brindaran asistencia práctica a aquellos atendidos por las iglesias orientales en todo el Medio Oriente, el noreste de África, India y Europa del Este”.

El arzobispo Gervais fue ordenado sacerdote el 31 de mayo de 1958. Sirvió como sacerdote diocesano en Londres, Ontario, antes de su nombramiento al episcopado en junio de 1980. Después de haber servido como obispo auxiliar de la Diócesis de Londres, pasó a servir como obispo de Sault Ste. Marie en 1985 antes de su nombramiento como arzobispo de Ottawa, la capital de Canadá, en septiembre de 1989. Según el derecho canónico, presentó su renuncia en su cumpleaños número 75 al Papa Benedicto XVI en 2007.

Durante su mandato como presidente de la junta, el arzobispo Gervais reclutó un personal dinámico dedicado a la misión, dirigido por Carl Hétu, quienes crearon conciencia de las necesidades humanitarias y pastorales de las iglesias orientales y lanzaron campañas para apoyarlas. 

“El fallecimiento del arzobispo Gervais es una pérdida increíble para CNEWA Canadá, así como para la iglesia canadiense”, dijo el arzobispo Marcel Damphousse, arzobispo de Ottawa y presidente de la junta de CNEWA Canadá. “Damos gracias a Dios por el don de su vida y ministerio y por el importante trabajo que hizo para apoyar a nuestras hermanas y hermanos de las iglesias orientales. En su nombre, continuaremos nuestra importante misión de llevar esperanza, paz y prosperidad a aquellos en nuestro mundo que tan desesperadamente lo necesitan”.

Entradas Recientes

Conozca nuestro trabajo y manténgase informado del impacto que brinda su apoyo.

Nous constatons que votre préférence linguistique est le français.
Voudriez-vous être redirigé sur notre site de langue française?

Oui! Je veux y accéder.

Hemos notado que su idioma preferido es español. ¿Le gustaría ver la página de Bienestar para el Cercano Oriente Católico en español?

Vee página en español

share